Lone Survivor: un análisis

Posteado por Diego el 08.28.12 en Review

No soy un gran fanático del genero de survival horror. Reconozco que en mi cabeza, survival horror es Resident Evil. Y en mi cabeza, Resident Evil no es más que una versión mal entendida de Alone in the Dark, un juego sobre tiempos y ambientación tenebrosa. Sobre lo sugerido. Mientras que Resident Evil es sobre dispararle a zombies y conspiraciones delirantes hechas por corporaciones farmacéuticas. En resumen, no entiendo que se supone que es exactamente survival horror. No tengo tan clara la diferencia entre, digamos, Die Hard y Resident Evil salvo que en el segundo ejemplo hay zombies.

Dicho esto, creo que Lone Survivor es un excelente ejemplo de un juego que yo podria llamar como de survival horror. El protagonista es el único superviviente de un apocalipsis supernatural indetermindado. El resto de la gente esta transformada en monstruos horrendos, o muerta. El protagonista vive encerrado en su apartamento y rápidamente descubre que debe salir para sobrevivir. Precisa alimentos, suministros, pero sobre todo precisa contacto humano. No tiene esperanzas de sobrevivir a largo plazo. No es un supercientífico que pueda encontrar una cura, o un ex marine durísimo que pueda matarlos a todos. Es solo un tipo cualquiera.

O tal vez si puede sobrevivir a largo plazo, y lo único que está haciendo es trollearnos a todos. *Esa cara.*

El juego define objetivos claros para mover la acción como llegar a un apartamento donde hay voces o reparar un ascensor. La acción está organizada en días, donde deberemos interrumpir nuestro objetivo para comer y dormir. La comida hay que conseguirla y escasea. Al tener que comer cada día, lo lógico es tratar de dormir lo menos posible, para no tener que comer. Pero la única forma de salvar la partida es dormir. Lo cual genera una tensión natural al limitar los saves. No se sabe nada acerca de cómo funciona la transformación en monstruo, o de las consecuencias de no comer o dormir. Es posible que este juego no funcionara tan bien si todas las reglas fueran conocidas. Este es un juego, sobre todo, sobre lo no dicho.

El juego hace un gran trabajo haciéndote sentir vulnerable. El combate es torpe y la munición escasea.  Sumando esto a la mecánica de saves limitados por la metáfora, tenemos que cada jornada fuera del apartamento, se siente como una expedición suicida, donde no está claro que se vaya a conseguir algo que cambie la vida del personaje. La presión es palpable. El jugador realmente siente que sobrevive.

¿Dónde está Chris Redfield cuando se lo necesita?

Además de eso, hay que lidiar con la psiquis del protagonista. Con frecuencia se ven visiones y el juego distorsiona la percepción visual del juego para que nunca abandonemos la idea que el protagonista está perdiendo lentamente la cordura. Hay una escena, muy al principio, donde el protagonista llega a una fiesta. Para el jugador es evidente que no es posible que esa fiesta sea real, no en medio del apocalipsis. Pero el protagonista lo cree, para luego darse cuenta que algo no está nada bien en el desenlace inmediato de la fiesta. Esa escena cumple un propósito doble, hacer que el protagonista se dé cuenta que no esté bien, pero además establecerlo como un narrador no confiable. De ese punto en adelante, el jugador ya duda de todo lo que pasa. Y en todo el juego nunca hay respuestas de lo que está pasando. Lone Survivor es un juego donde no hay mucha seguridad intelectual. Toda esa incertidumbre forma la base misma de lo que es una experiencia de horror. Este es un juego más sobre profunda inquietud que sobre saltos en la silla.

Hablarle a un gato de juguete. Algo que tiene todo el sentido del mundo en Lone Survivor.

También siento que es una aventura bien llevada. A diferencia de los viejos juegos de aventura, donde con el cursor del mouse debíamos cazar pixel por pixel para ver si encontrábamos un ítem con el cual interactuar, aquí todas las opciones de interacción están claramente visibles y no son ambiguas. Eso nos permite enfocarnos más en la experiencia y en resolver puzzles. Quisiera ver más aventuras así.

Lone Survivor es recomendable porque logra transmitir todo eso recurriendo a cosas infinitamente más mundanas que otros. Acá no hay villanos con gabardinas, gore excesivo, tiros y explosiones o conspiraciones inimaginables. Solo un tipo. Y sufrimos cada vez que lo vemos quejarse porque durmió mal o porque le habla un gato de peluche, y nos alegramos porque consiguió una planta o logro tomar café. Eso hace que lo sintamos más cercano a nosotros, casi como nuestra propia historia. Ese es el triunfo de Lone Survivor.

Leer Comentarios

  1. Posteado por Sebastian el 09.03.12 1:06 pm

    Yo lo jugue y me encanto, creo que es lo mejorcito indie que vi.
    Estoy de acuerdo con todo lo que decis asi que no puedo aportar mucho, en lo personal senti que a veces tenia poco de “sim”, se que no es un juego sim pero como que lo quiere ser. Regar las plantas, cocinarse, tomar liquidos, cuidar la salud mental, tiene todos esos detalles que un survival comun no tiene, sin embargo muchos se pueden obviar y sencillamente no matando muchos monstruos ni abusando de pastillas se podia terminar bien.
    Lo otro es el largo, creo que muchos se quejaron por lo corto, a mi me parecio la duración ideal. Ojala todos los juegos fueran experiencias completas y satisfactorias de 6 horas que exploraran todo un lado nuevo de un genero. Encima la experiencia no es de un juego de 60 dolares, entiendo que si compras Medal of Honor y te toca una campaña de 8 horas te enojas pila si no vas a usar el MP, pero en este caso son 6 horas a menos de 5 dolares.

Deja tu mensaje!





* Requerido. Que yo sepa no vendemos direcciones de mail.

Mario 1 theme by Federico Donner